10 CONSEJOS para comprar cosméticos

Hace unos años, cada vez que iba al supermercado a comprar cualquier producto cosmético o de higiene diario , me desesperaba un poco; seguro que a ti también te ha pasado esto que te voy a contar.

 

Cada vez que cogía un producto para leer los ingredientes para identificar cuáles eran dañinos o poco deseables (parabenos, siliconas, EDTA, sulfatos, aminas, perfumes sintéticos...) llegaba un momento que dejaba de leer porque no entendía ni la mitad de  los productos que estaban en la lista.

 

Sois muchas/os las/os que me escribís con este mismo problema a la hora de comprar vuestros productos de cosmética. Así que he querido escribir este artículo para contarte 10 consejos muy prácticos que seguramente te ayuden a la hora de identificar qué productos son naturales y cuáles no.

1. Evita productos con envases llamativos y olores fuertes.

 

La mayoría de los productos están diseñados para que sean atractivos tanto visualmente como olfativamente. Normalmente cuando cogemos un producto que nos ha llamado la atención lo primero que hacemos es OLERLO y si nos gusta el olor directamente lo compramos, ni miramos la etiqueta de los ingredientes...¿te ha pasado verdad? A mí también me ocurría esto hace unos años.

 

2. Cuantos menos Ingredientes mejor.

 

Cuando vayas a leer los ingredientes identifica cuántos hay. Es preferible un producto con menos ingredientes, pues eso nos indicará que se trata de un cosmético poco procesado.

 

3. Asegúrate que tiene Certificación Natural.

 

Para ello puedes fijarte en la parte posterior del envase si lleva un logo acreditativo que especifica si tiene una Certificación Natural o si se trata de un producto Eco,  Orgánico y/o Bio.

4. NO AL TESTAJE ANIMAL.

 

Es importante que cuando compres un cosmético te asegures que no ha sido testado ni durante el proceso ni tampoco ha sido testado el producto final.

 

Para ello, en la parte trasera del envase, podrás ver unos logos que especificarán que ese producto es "Cruelty Free" (libre de testaje animal).

5. No te fíes de cosméticos excesivamente baratos.

 

Un producto que cueste 2-3 euros no es un producto 100% fiable ya que probablemente esa materia prima sea de una calidad baja, y no creo que sea de procedencia ecológica.

 

Seguramente se trate de ingredientes procesados, refinados y mezclados con productos dañinos e indeseables.

 

6. Comprar de manera Consciente.

 

Lo ideal sería comprar únicamente aquellos productos que realmente nos hacen falta. Muchas veces compramos 10 productos que realmente no nos hacen falta.

 

Un mismo producto (por ejemplo, el Aceite de Almendras) nos puede servir para el cuerpo, el cabello y para  el rostro, y no es necesario que compres 3...con 1 es suficiente.

 

7. Aprender a Leer los Ingredientes.

 

El orden de los ingredientes nos indica el porcentaje de ese producto. Es decir, si un producto aparece el primero de la lista significa que es el que se encuentra en mayor proporción y el último en menor cantidad.

 

Así que si nos venden un producto de "Aloe Vera" como 100% Natural, el Aloe debería aparecer en primer lugar.

 

En mis Charlas y Cursos hago mucho hincapié en este tema. Me parece de vital importancia aprender a leer las etiquetas.

 

8. Evitar SIEMPRE estos productos: Parabenos, Parafinas, Siliconas, EDTA, PEG, Sulfatos y Perfumes Sintéticos.

 

Hay una lista muy larga con ingredientes indeseables (en los cursos y charlas, como te comentaba aprendemos y vemos muchos más), pero para comenzar es importante que retengas éstos. Son muy perjudiciales tanto para nuestro organismo como para el medio ambiente.

 

9. Evitar colores llamativos.

 

En la cosmética natural y ecológica se utilizan pigmentos minerales y de procedencia vegetal para dar color a los productos. Algunos, como el Aceite de Aguacate sin refinar, ya tienen colores intensos de manera natural y no es necesario añadirles colorantes.

 

En cambio, la cosmética convencional, suele utilizar colorantes sintéticos que suelen ser dañinos y en ocasiones son de procedencia animal.

 

10. Envases Biodegradables.

 

Cuando compres un producto es interesante saber si el envase es o no biodegradable. Si no puedes llegar a saberlo una opción es que evites, en la medida de lo posible, envases de plástico y te decantes por los envases de vidrio, madera o bambú para que sea menos contaminante.

 

Si tú tienes otro truco o consejo a la hora de comprar tus cosméticos déjamelo en los comentarios, me encantará saberlo.

 

Espero como siempre que este artículo os haya sido útil. Os mando un abrazo fuerte.

 

 

Paola Caldera

Licenciada en Ciencias Ambientales. Creadora de La Esencia de Hathor

Escribir comentario

Comentarios: 0